El alma se enriquece cuando se viven culturas lejanas a la propia.

Soy Vanessa Borré y nací en Barranquilla (Colombia), una ciudad donde abundan elementos culturales, tropicales y vivos, pero como toda ciudad con puerto, me dió un alma viajera, una perspectiva para ir atrás de lugares curiosos y distintos. Ejerzo como abogada urbanista, pero mi vida no solamente oscila entre normas y planos, soy joyera con papá arquitecto así que la manía por hacer cosas con las manos siempre la he tenido.

Al mudarme a la Argentina le conté al que ahora es mi adorado novio y socio, y empezamos el emprendimiento en el país. Nuestro objetivo es mostrarles nuestro gusto en común e inspiración: la Arquitectura.

Gusi, como buen diseñador se encarga de la parte gráfica, redes sociales y marketing; y yo al producto. Y aunque cada uno tiene sus proyectos personales, nos juntamos para seguir haciendo amor.

Arquitectura a escala personal

Proponemos piezas minimalistas hechas con concreto, que combinan la joyería con la arquitectura, llevado a una escala personal.

El concreto aunque es utilizado en la construcción de casi todo a nuestro alrededor, surge como un material inesperado al hablar de joyería, pero precisamente es un material que es a prueba del tiempo, su textura guarda una historia - tiempo - y refleja un carácter que puede ser sentido.

En lugar de crear estructuras, empleamos artesanalmente el material para hacer piezas minimalistas y es en sus pequeñas imperfecciones donde se percibe la simpleza de lo cotidiano, así como en sus formas y combinaciones cromáticas se resignifica el diseño arquitectónico. Su técnica simula la técnica de hacer concreto y el uso de estos materiales dentro de la joyería busca simular un proyecto de construcción de ahí que sean remanentes de distintos proyectos o sean adquiridos en tiendas de materiales.

Las piezas van dirigidas a mujeres u hombres que disfrutan del diseño arquitectónico y urbanístico, y ven reflejada su identidad en un collar, un par de aros o hasta en un anillo que pueden llevar consigo todos los días, o para una ocasión especial, sin imperativo alguno a la forma de vestir.

Posdata. El Caribe siempre va conmigo, así que también encontrarán piezas con estilo étnico y artesanal.